En la consulta de Cirugía Plástica se reciben, con mucha frecuencia, pacientes preocupados por la apariencia de su nariz, pues este órgano, además de sus importantes funciones: respiratoria, defensiva, fonatoria y olfatoria, tiene una relevancia estética especial.

La intervención quirúrgica denominada Rinoplastia, del griego rhinos que significa nariz y plassein que significa formar, es la cirugía con la que se cambia la forma y/o el tamaño de la nariz, en búsqueda de armonía facial y simetría; por lo que es un proceder que resuelve problemas de apariencia física, mientras preserva la fisiología normal, explican nuestros cirujanos plásticos.  

A través de un corte dentro de las fosas nasales, conocido como rinoplastia cerrada, es que se realiza dicho proceder. En algunos casos, muy específicos, la incisión se hace desde afuera a través de la columela o base de la nariz, y se conoce como rinoplastia abierta. La cirugía tarda de una a dos horas, aunque pudiera demorar algo más, dada la extensión y complejidad del procedimiento, añaden los expertos. En la institución se emplea anestesia general para el momento quirúrgico, solo excepcionalmente se utiliza la anestesia local.  

Tratamientos a realizar durante una rinoplastia:

  •  Remodelación / redefinición de la punta.
  •  Reducción / remodelación del dorso.
  •  Fracturas de los huesos nasales.
  •  Tratamiento del septum nasal.
  •  Otros: colocación de injertos (en la punta, dorso, columela), turbinectomía, etc.
  •  Taponamiento y ferulaje nasal.

Advierten los doctores que en las primeras 24 horas posteriores a la cirugía, se tendrá que respirar por la boca, debido a los taponamientos nasales; es algo molesto pero tolerable, añaden.

Recomiendan durante el postoperatorio:

  • Reposar y evitar esfuerzos físicos.
  • Permanecer acostado boca arriba con la cabeza elevada.
  • Evitar alimentos que sean difíciles de masticar.
  • No ingerir bebidas alcohólicas.
  • Gesticular lo menos posible al hablar.

Agregan que a la semana de la operación, aproximadamente, se retira el ferulaje y se cambian los parches, los que pueden ser dejados por una o dos semanas más. Precisan que no es necesario retirar los puntos, pues la sutura que se emplea es absorbible.

Considera nuestro equipo de especialistas en Cirugía Plástica que tanto mujeres como hombres, insatisfechos con la forma y tamaño de su nariz, y que tengan expectativas realistas con respecto al resultado de este tipo de proceder quirúrgico, son candidatos ideales para realizársele. Debe tomarse en consideración que los verdaderos resultados de una rinoplastia, se harán visibles alrededor de seis meses después de haberse practicado la cirugía, concluyen.

Para solicitar el servicio será imprescindible el envío de imágenes del rostro, vista frontal y vistas laterales, a nuestro buzón: ventasonline@cirag.cu.

0 0 vote
Article Rating
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments