OSTEOPATÍA PARA SANAR CON LAS MANOS ( )

Hoy concluye el IX Congreso de la Sociedad Cubana de Medicina Física y Rehabilitación, el que desde el 1ero de octubre ha desplegado un sinnúmero de eventos colaterales en La Habana. Nuestro Departamento de esta especialidad ha estado representado en tan importante cónclave con sede en el Palacio de Convenciones, donde se han reunido expertos de más  de 15 nacionalidades.

A propósito de la especialidad de Medicina Física y Rehabilitación, que en nuestra Clínica es esencial para lograr la mejor recuperación de nuestros pacientes, el Dr. José Luis Martín Gil nos habla de la Osteopatía, terapéutica que restablece la salud del organismo mediante el tratamiento manual de las estructuras corporales.

Ciencia y arte de diagnosticar para tratar enfermedades o disfunciones de movilidad de los tejidos del cuerpo humano que provocan trastornos y perturban el estado de salud, su origen se remonta a los finales del siglo XIX en los Estados Unidos, y fue creado por un médico cirujano llamado Andrew Taylor Still en Kirstbille. Este sistema terapéutico reconoce que la capacidad de autocuración y autoregulación del organismo depende de factores como: medio interno y externo favorable, alimentación conveniente, integridad estructural normal, entre otros.

Explica el Doctor que la Osteopatía enfatiza particularmente en la importancia de la mecánica corporal y con ella se pueden tratar disfunciones de los distintos sistemas fisiológicos como el nervioso, circulatorio, respiratorio o digestivo. Por solo ejemplificar, añade que en nuestra Clínica se ofrecen tratamientos osteopáticos para:

  • Dolores, molestias y restricciones de la movilidad articular.
  • Tensiones musculares, contracturas, calambres.
  • Dolores de cabeza, estrés, cansancio, insomnio, mareos, irritabilidad.
  • Trastornos posturales (cifosis, escoliosis, etc).
  • Dificultades de movimiento y de equilibrio.

“Si es posible tratar tan diversas disfunciones de cada uno de los sistemas, es porque el tratamiento se aplica a todas las estructuras y tejidos de la anatomía, disolviendo los puntos de restricción que le impiden cumplir con sus funciones correctamente”, apunta el experto.

 El diagnóstico y tratamiento osteopático se realiza en tres ámbitos o esferas:

  • Estructural: Diagnostica y trata alteraciones musculares, tejidos blandos, esqueléticas y óseas.
  • Visceral: Busca y trata desequilibrios en órganos internos y vísceras como intestinos, estómago, riñones, páncreas e hígado entre otras.
  • Cráneo-Sacral: Se centra en el diagnóstico y tratamiento de las disfunciones de las estructuras craneales y la normalización de las tensiones de sus membranas y líquidos.

Concluye el facultativo con que la prevención es una característica fundamental de la Osteopatía, pues el buen estado de salud no se considera sólo como la ausencia de una enfermedad declarada: es fundamental mantener bien los  mecanismos principales que colaboran en la autorregulación del  organismo, es decir, verificar que esté presente la movilidad que le  corresponde a cada elemento componente. Igualmente, el factor tiempo también es importante en el progreso de una enfermedad, porque mientras no se normalice el problema, el cuerpo se fuerza a sí mismo en la búsqueda de compensar las disfunciones presentes, generándose nuevos o mayores desequilibrios.

En esencia, el Dr. Martín Gil conmina a nuestros pacientes que necesiten mejorar sus funciones orgánicas y/o corregir  preventivamente posibles trastornos a largo plazo, que acudan a su consulta, pues en el Departamento de Medicina Física y Rehabilitación existen las posibilidades de atenderlos a través de la “noble” Osteopatía.