ENFERMEROS CON FILTROS DE MEDICAMENTOS ( )

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

La Enfermería abarca los cuidados autónomos y en colaboración, que se prestan a todas las personas que los requieren; y tiene dentro de sus múltiples funciones, como una de las esenciales, el fomento de un entorno seguro para el paciente. La Licenciada y Máster en Enfermería, Susana Domínguez Sosa, nos comparte hoy sobre la importancia de la administración correcta de los medicamentos a los pacientes.

“Uno de los  riesgo que corren los pacientes en su cuidado por el personal de enfermería tiene que ver con los tiempos y la administración de los medicamentos”, asevera Susana, quien añade que cuando no se suministran según lo indicado se incurre en un error relacionado con la medicación. No obstante, hace la salvedad de que no es lo mismo un error de medicación que un efecto adverso relacionado con los medicamentos, pues se trata de efecto adverso cualquier evento no deseable que le ocurriese a un paciente durante la atención, independientemente de que sea un error o no, por ejemplo: una reacción alérgica ante determinado antibiótico.

Según la también Jefa de Enfermería de la Unidad de Cuidados Progresivos de la Clínica, se definirá que ha existido un error de medicación cuando lo acaecido tenga potencial para producirle daño al paciente y que hubiese podido ser evitable.

Destaca Domínguez Sosa que, a pesar de que los errores son cometidos por las personas, se consideran casi siempre errores propios del sistema. Como consecuencia de los mismos, los pacientes pueden sufrir o no efectos adversos. En todo caso, un error que no haya tenido consecuencias para los pacientes podría considerarse como un incidente sin daño o un cuasi incidente.

De todos modos, retomando el papel vital de los cuidados de Enfermería, Susana recomienda algunos pasos certeros en la preparación y administración de los medicamentos. Asegura que a ella y a su equipo les funcionan óptimamente darlos:

  • Cerciorarse de que es el medicamento indicado.
  • Reconstitución y dilución del mismo.
  • Revisar indicación y dosis.
  • Tener seguridad de que se va a abordar por la vía de administración orientada.
  • Estar seguros de que se trata del paciente correcto.
  • Ofrecerle información al paciente.
  • Controlar la velocidad de administración del medicamento.
  • Registrar en el hisotiral del paciente la acción realizada.
  • Darle seguimiento a la respuesta del paciente.

Concluye esta excelente profesional exhortando a que se evite causar interrupciones mientras un enfermero prepara un medicamento y/o lo está administrando, pues se debe pensar en que el conocimiento y el juicio de Enfermería es piedra angular de la práctica profesional,  cuando de seguridad del paciente se trata.